Tuesday, November 28, 2006

El País se lava la cara

El País.com ha cambiado. No, no se ha vuelto monárquico ni católico. Su edición digital ha sufrido una completa remodelación que va más allá del cambio de dominio .es por el .com.
Lo primero que llama la atención (al menos a los que tenemos resoluciones de monitor grandes, que el tamaño a veces sí importa) es el aumento de la resolución del sitio web. Atrás queda el arcaico 800x600, ahora El País se presenta a 1024x768 píxeles, mucho más apropiada para los tiempos que corren. El aumento de resolución ha permitido un mayor aprovechamiento del espacio, pero el conjunto quizá resulta demasiado cargante y denso. Han eliminado la barra de navegación de la izquierda, ganando en espacio y sencillez.

Otra importante modificación estética es el cambio de alineación justificada a alineada, mucho más cómodo para el ojo del lector aunque con un resultado visual algo caótico.
La fuente tipográfica pasa a ser la simpática Georgia, una de las favoritas de servidor por ser clara y bonita a la vez. Sin embargo no estoy seguro de que se trate del tipo de letra más apropiado, ya que una de sus características es que los números aparecen "descolgados", un efecto estupendo para un fanzine pero a evitar en los gigantescos titulares de un periódico.

Por último, como se puede apreciar en la siguiente captura, he detectado un fallo de optimización para Firefox.


No todos los cambios han sido estéticos. El cambio más importante en El Pais.com realmente ha sido un mayor acercamiento al periodismo ciudadano y un mayor aprovechamiento de las posibilidades de la web 2.o.
La interacción de los lectores no queda en los ya casi obligados comentarios de cada noticia, se ha incorporado un espacio llamado "participa". Allí cualquier lector puede dejar un comentario, preguntar, criticar, debatir o complementar la información. La sección a su vez se divide en diversas subsecciones bastante variadas: los internautas preguntan, encuestas, foros, trivial, chat y, por último, un espacio de periodismo ciudadano llamado "yo, periodista". Este último apartado es el que más me ha llamado la atención, ya que pone de manifiesto el creciente interés del periodismo ciudadano, al estilo de Reportero Digital.
Es evidente que el referente para el rediseño de El País ha sido 20 minutos, tanto en diseño como en opciones. No deja de ser curioso que el a veces tan despreciado diario gratuito sea un modelo a imitar por parte de la prensa de prestigio. Algo está cambiando...
Sin embargo, El País continúa reticente a incluir enlaces contextuales a otras webs. Quizá en el futuro... Sí están presentes los correspondientes iconos de Menéame, Technorati, Del.icio.us y demás.

Por último, y como no podía ser de otra manera, se ha potenciado la multimedialidad. Hay más videos y están mejor integrados (en streaming, como Youtube manda). El magazine multimedia de El País, el EP3, ahora está íntimamente ligado al diario principal, de modo que ahora son comunes los enlaces a reportajes de vídeo, galerías de fotos o audio servidos en esta plataforma.

Varios y muy positivos han sido los cambios de la edición digital de El País. Aun así, el resultado deja de ser perfecto y quedan algunos detalles por limar.
Habrá que ver cuanto tarda en llegar la respuesta de El Mundo a la (r)evolución del periodismo ciudadano y la web 2.0.

1 comment:

TecnoUcam said...

No me había dado cuenta de lo de los números con esta tipografía, es cierto que no queda bien.

buen artículo, en tu línea.

OK+